El movimiento dog friendly cada día está tomando más fuerza en el país. Una prueba de ello es que ahora las familias pueden salir de compras y visitar algunas tiendas en compañía de sus mascotas.

Según el último estudio de Fenalco, seis de cada diez hogares colombianos tienen un animal de compañía, lo que significa que unirse a esta iniciativa podría hacer que cada día más familias prefieran visitar estos establecimientos gracias a que son inclusivos. Esta idea es atractiva y representa una oportunidad para que los complejos comerciales puedan recibir más personas y a potenciales clientes.

uan Manuel Amado, promotor de la ola Dog Friendly en Bogotá, celebra que estos lugares se estén volviendo amigables con los animales, ya que, como él mismo indica, prefiere frecuentar sitios donde sabe que puede ir con Obi (su perro weimaraner).

Amado agrega que el secreto del éxito de esta iniciativa radica en la educación que estos establecimientos puedan darles a los dueños por medio de la creación de reglas, de esta manera las personas que quieran ingresar con sus perros o gatos sabrán cómo comportarse.

“Un centro comercial es una entidad privada, que como toda propiedad horizontal tiene su propia normatividad, y ellos son los que deciden quién entra y quién no, cómo entra y qué reglas de comportamiento debe seguir. Y si ellos tienen eso claro, pues las personas debemos educar a nuestras mascotas para que la experiencia sea agradable para todos”, explica Juan Manuel. 

Además, comenta que el hecho de que se les abran las puertas a los animales hace que la barrera de la tolerancia se siga expandiendo y que, incluso, aquellas personas que no le gusten las mascotas se unan para apoyar esta idea.

Siguiendo las reglas

La regla de oro en todos los establecimientos dog friendly es que los dueños son responsables de sus mascotas y de lo que estas puedan hacer en público, lo que significa que necesariamente deben recoger los desechos.

Por otro lado, una de las reglas que se han establecido es que, por indicaciones del Ministerio de Salud, los perros y gatos no pueden ingresar a las zonas de comida o lugares donde se preparen alimentos, por seguridad e higiene.

De igual forma, hay ciertos almacenes dentro de los complejos comerciales en donde no se permite la entrada a los peludos; generalmente son aquellos donde comercializan productos para el hogar, ropa, etc.Es importante tener en cuenta que los perros de razas potencialmente peligrosas pueden ingresar a algunos centros comerciales, siempre y cuando tengan, además de correa y collar, un bozal y su respectivo carné donde certifique que tiene todas las vacunas al día.

Tenga en cuenta

Asegúrese de pasear a su mascota antes de visitar un centro comercial, así evita que el animal tenga que hacer sus necesidades dentro del establecimiento. Recuerde que su perro debe portar una placa con el nombre de su dueño y un teléfono de contacto, en caso de emergencias.
Recuerde portar el carné de vacunación. Es necesario llevar una bolsa para sus necesidades, un snack por si le da hambre y un juguete para que se distraiga.

Fuente: http://www.eltiempo.com/cultura/gente/centros-comerciales-amigos-de-las-mascotas-94892

Logo_footer   
     © 2017 Bellocentro diseñado por Wikpis

Síguenos en nuestras redes